Todo.

Tú lo eres todo. Eres todo lo que necesito, y lo que no. Eres todo lo que quiero y lo que no quiero. Lo que más feliz me hace, y la razón por la que más lágrimas derramo. Todo. Un todo completo. La lluvia y viento, el sol y el frío. Me erosionas a cada paso. Si te vas, todo se hunde. Todo. Todo. Yo me hundo. Porque yo soy todo. Al igual que tú eres todo. Pero cabe decir, que al igual que yo sin ti no soy nada, tú sin mi no existes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada