2F9.

Y así me di cuenta de que las cosas no se olvidan, simplemente se colocan en un segundo plano. Los sentimientos no se van del todo, siempre quedan resquemores clavados en alguna parte del corazón. Los recuerdos, se quedan almacenados en un CD con caras infinitas, y las caricias, los besos y las miradas siempre estarán ahí. No hay odio. Simplemente rencor por lo que pudo ser y no fue. Solamente hay dolor, y cosas que quedaron en el aire sin que ningún oído lo captara. Pero nunca, nada se termina del todo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada