Desnudo.

Es fácil quitarse la ropa,
tener relaciones,
disfrutar del contacto directo con otras pieles.

La gente lo hace todo el tiempo.

Pero,
abrirle tu alma a alguien,
dejarlo profundizar en tu espíritu,
pensamientos,
miedos,
esperanzas,
sueños,
dejarlo vivir tu pasado,
de la forma que tú lo viviste...
Quitarte las vendas y mostrar tus heridas
cubiertas de sal...

Eso es a lo que yo llamo estar desnudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada