Cañas y coño.

Ni soy la chica de tu vida,
ni la de tu boda.
No puedo ofrecerte amor
ni fidelidad,
ni respeto.

Para que me entiendas,
soy la chica de las cañas
y el coño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada