Quién me iba a decir a mi,
que mojaría las letras de un poema, 
de la misma forma 
en la que me hacías mojar las bragas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada