Basta ya del suicidio de corazones
entre labios desgastados de desconocidos
Que creen conocerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada