Lo más lejos a tu lado.

Puede ser que un día me despierte y nada sea como recordaba. Incluso puede ser que no recuerde nada. Que no sepa ni quien soy, ni donde estoy. Ni que día es. Puede ser que salga a la calle desnuda porque no recuerde que la ropa existe. O puede ser que salga abrigada porque no recuerdo que es verano. Puede ser que beba agua de lluvia porque no sé que con solo girar una palanca tengo agua potable en casa. O puede ser que no beba agua, porque no sé que la necesito. Quizás ni siquiera respire al principio, hasta que no tenga la necesidad de introducir aire en mis pulmones. Puede que ya no huyera de las moscas, porque no recordaría que las tengo miedo. Puede que se me olvide dormir, y caminar, y hablar. Ya no leería, y no podría estar escribiendo esto. Puede que un día despierte y no me acuerde de nada. Pero al igual que tarde o temprano aprendería a respirar porque lo necesito, también tarde o temprano te necesitaría a ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada