Adiós 14.

Aunque parezca mentira, otro año se acaba. 
Como todo acaba en la vida.
Se acaban los besos, los abrazos.
Se rompen, 
los lazos, las amistades, 
las personas.

Dedico una letra por cada persona que se ha alejado de mi vida, y no estoy muy segura de si me sobraría abecedario.
Lo que está claro es que unas letras punzan más que otras.

Pero también hay muchas personas que han aterrizado en la senda pedregosa por la que me muevo, tan ruidosamente que el polvo ha ascendido varios metros, ahogándome con mis propias experiencias precipitadas. 
Gracias por demostrarse que merece la pena seguir,
sonreír.

Y quienes me han cogido la mano que ya acariciaban levemente hace no hacia tanto, y han estado ahí como roca frente a tempestad.

Gracias a los mejores, por hacerme mejorar y a los peores, por concienciarme de lo que no quiero ser.


Adiós y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada