Mátame
pero a besos.

Aráñame
uniendo fieramente con rectas mis lunares.

Muérdeme,
para chuparme el dolor.

Bésame,
el corazón.

Acaríciame,
si te atreves, el ansia.

Házme cosquillas,
si la encuentras, en la razón.

Sígueme,
por caminos desconocidos,
inexplorados.

Juzgame,
si puedes, sin amor.

Piérdete,
solamente con locura, entre mis curvas.

Haz,
de mis piernas tu mansión.

Desea,
rozar mis labios.

Mírame,
como si solo hubiera hoy.

Recórreme,
con la tangente de tus manos.

Pero pase lo que pase,
nunca me jures amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada