Hasta luego.

Pase lo que pase, yo siempre seré tuya y tú siempre serás mio.
Porque de una manera u otra, siempre seremos eternos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada