Miedo.

Todos tenemos miedo. Miedo a perder las cosas que quieres, aunque sean muy, pero que muy pequeñas. Miedo a las mariposillas que sientes en la tripa cuando te gusta alguien. Miedo a lo que no se puede explicar con palabras, y a lo que no se puede entender. Miedo a sentir, a besar, a querer. O al miedo que tienes al monstruo que vive dentro del armario y al que sólo ganas cuando eres tan valiente como para mirarle a la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada