Puedes impedirme que te hable.
Ningún vocablo saldrá de mi boca hasta que no me des paso.

Pero no puedes impedirme que escriba con el vacío del corazón: este se quedó fuera cuando cerraste la puerta al salir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario