¿ Príncipe o rana?

Y no pienses que todo lo que me llega a mi te llega a ti, No es así. Yo te protejo mucho más que tú a mi. cuando en mi mente hay tormenta, tú apenas te mojas. ¿Lo intentas a caso? ¿Intentas mojarte? ¿O prefieres quedarte en tu paraguas de indiferencia? Ya da igual. Llevo toda la vida sola, no he necesitado nunca la ayuda de nadie. Así que no vengas ahora de príncipe azul, con tu perfección y tus frases de cuento de hadas, porque esta princesa ya es vieja, y ya ha convivido con muchas ranas. Que mi fuego y mis castañas son solo míos. Si te caes te ayudo a levantarte, pero ni sueñes en que voy a caer contigo. Y ahora, querido principe, vuelve a tu querido mundo perfecto. Y no, no me pidas que vuelva contigo, porque hace tiempo que no piso esos valles. Que hace tiempo que vivo en el mundo real. Afrontando los problemas de frente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada