Lo importante no es que dure eternamente, si no que valga la pena.

Las promesas y las dudas en el mismo trago. Que me imagino que sera asi, que querrás tener a centimetros a la persona que ahora mismo tienes a kilometros, que siempre tendrás a alguien para que te levante, pero también para que te tire, y que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento opcional. Y que lo importante no es que dure eternamente, si no que valga la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario