La vida es un juego, y yo quiero jugarmela contigo.

Quiero que esta noche contemos juntos las estrellas infinitas. Que tu mano se enrede en mi pelo mientras tus labios buscan locamente los míos y así fundirnos en el beso más largo que jamás haya existido. Y después correr juntos por la playa, de la mano. Y saltar encima tuyo y que los dos caigamos a la arena. Quiero reír como solo tú sabes hacer que ría. Quiero que me cojas de la mano, y me digas esas cosas que me sueles decir. Porque yo soy la yonki, y tú eres la droga. Quiero estar tanto tiempo a tu lado, haciéndote feliz que los "te quiero" y los "te necesito" te salgan hasta por las orejas. Quiero conocerte tanto que solo con mirarte sepa que estás pensando. Y que pierdas la cabeza por mi hasta tal punto que una hora conmigo te parezca un minuto escaso. Y que tengas claro, que puedes pedirme lo que sea siempre. Aunque sea imposible, porque sea como sea conseguiré hacerlo. Porque tú te tiraste a la piscina conmigo, arriesgando muchas cosas. Y lo sabes. Ha salido bien, ¿pero y si hubiéramos perdido en este juego que es la vida? No lo sé, ni quiero saberlo. Porque ahora, te tengo y soy feliz. A tu lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada